Desde pequeño me ha gustado sacar fotos, recuerdo tomar la cámara a rollo de mi mamá  y sacarle fotos a todo lo que se me cruzaba, recuerdos que aún existen en la casa del campo en la Patagonia , fotografías que quizás  a nadie le haría sentido más que a mi: fotos al perro , al gato, a los primos , juguetes de la infancia juntas familiares, paisajes que ya fueron intervenidos, desde ahí descubrí que de eso se trata la fotografía, de plasmar recuerdos que perduran en el tiempo.

Nací en una de las tierras más privilegiadas de Chile “COYHAIQUE” mi amada Patagonia, lugar que me impulsó a poder disfrutar de los viajes y amar la tierra y para suerte mía a los 16 años me regalaron mi primera cámara reflex , uní estas dos grandes pasiones y descubrí que en cada viaje hay una historia por contar, que hoy, me gustaría compartirla con ustedes.